Programa Beca Minera Candelaria continúa entregando beneficios a 112 estudiantes de Tierra Amarilla, Caldera y Copiapó

Este programa, iniciativa de Fundación Atacamagica y financiado por Minera Candelaria, nació en 2018 con el objetivo de crear las condiciones óptimas para la permanencia en la educación superior de estudiantes en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica, generando apoyo en cuatro líneas de intervención: mantención, traslado, alojamiento y matrícula-arancel.

Desde 2018 a la fecha, el programa ha beneficiado a un total de 148 alumnos de la provincia de Copiapó, quienes realizan sus estudios en la Universidad de Atacama, Universidad Santo Tomás, Inacap, Iplacex o el Instituto Valle Central de Caldera. La primera versión del programa becó a 76 estudiantes con 84 beneficios y la segunda versión a 72 nuevos alumnos con 72 beneficios. En el actual período 2020, el programa cuenta con 112 becados y 120 beneficios.

Dada la actual situación de pandemia, el equipo de profesionales del programa ha dado continuidad a sus actividades y se ha adecuado a las nuevas modalidades de trabajo incorporadas por cada centro de estudio, como por ejemplo las clases online. Del mismo modo, se modificaron temporalmente las líneas de traslado y alojamiento de los becarios, remplazándolas por una segunda línea de mantención de contingencia, que le permite a cada joven utilizar los recursos asignados mensualmente para financiar material de estudios, donde se les autoriza a contratar un plan de Internet, además de solventar gastos por alimentación.

Por otra parte, se incorporaron nuevas actividades que permiten contribuir a la formación profesional de los becados como acceso a cursos, talleres y capacitaciones gratuitas online, taller de desarrollo personal y un encuentro virtual de becados con el equipoBeca Minera Candelaria, a realizarse durante este mes.

Según explicó Luis Albornoz, director de Fundación Atacamagica, “durante este período de emergencia, nuestra fundación ha implementado diversas acciones que permiten realizar un acompañamiento efectivo para entregar mejores herramientas, capacidades y habilidades a todos los becarios y becarias y atender sus necesidades tanto personales, como familiares y académicas”. “Creemos que es fundamental seguir entregando este apoyo tanto a los estudiantes becados como a sus familias, muchas de ellas afectadas por la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia del COVID-19, de ahí la importancia de darle continuidad al trabajo y acompañamiento de los estudiantes”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: