Sernapesca Atacama incauta más de 76 toneladas de algas extraídas ilegalmente

Un grave daño al frágil ecosistema marino de la región quedó al descubierto luego que la Dirección Regional de Sernapesca Atacama, descubriera 76 mil 800 kilos de algas extraídas ilegalmente, en una serie de operativos realizados en los últimos días.

El primero de estos hallazgos se produjo el viernes 17, cuando durante una fiscalización a una planta procesadora en el sector de Punta Ester, comuna de Caldera, se detectaron 63 toneladas de Huiro palo (Lessonia trabeculata) sin acreditación de origen legal. Además este recurso que se encuentra con su cuota de extracción cerrada en la región.

Cuando los inspectores de Sernapesca examinaron en detalle las algas tendidas, determinaron que habían sido extraídas mediante barreteo, es decir, arrancándolas desde su disco de sujeción con un chuzo o barreta, por lo que el responsable legal de la planta quedó citado a tribunales.

Posteriormente, en el sector de Punta Frodden, también en la comuna de Caldera, una segunda planta fue descubierta con 3 mil 850 kilos de Huiro negro (Lessonia Berteroana/ Lessonia Spicata), barreteado y en estado semi húmedo. Este recurso se encuentra actualmente en veda por lo cual se cursó la infracción correspondiente a la administradora de la planta, quien además es reincidente en esta conducta, y ha sido sancionada con anterioridad.

Finalmente, este martes 21 de julio se recibió una denuncia anónima informando un extenso tendido de algas para su secado en el camino Las Ánimas, muy cerca de otra planta procesadora. “Al llegar al lugar los fiscalizadores dieron con las algas objeto de la denuncia, pero al consultar en la planta cercana, su administrador indicó que no eran de su propiedad, por lo que solicitamos apoyo a la Municipalidad de Chañaral, la que dispuso un camión y una retroexcavadora para hacer el retiro, el cual fue eliminado en el vertedero municipal”, explicó el Director Regional de  Sernapesca, Guillermo Mery.

La autoridad regional indicó que de acuerdo a la estimación de los inspectores a cargo del procedimiento, se trataba de otras 10 toneladas de huiro recién extraído, y que en caso de haberse podido acreditar la propiedad, el responsable hubiera tenido una multa de entre 57 a 114 UTM, es decir, entre $2,8 y $5,7 millones de pesos, aproximadamente.

En el caso de las plantas fiscalizadas el viernes, en tanto, sus representantes legales arriesgan sanciones que van hasta los $115.000.000 (en el caso de las 63 toneladas de Huiro Palo) y los $7.447.000, en el caso de la planta con 3,8 toneladas de Huiro negro.

Para el Director Regional de Sernapesca, lo grave de esta situación es el severo impacto que representa para el frágil ecosistema marino, la deforestación de sus praderas de algas, donde reside gran parte de la biodiversidad de la zona, y donde se reproduce la mayoría de los recursos pesqueros, por lo que el impacto de esta práctica es muy dañino. Por lo anterior, Mery indicó que se redoblarán los esfuerzos de vigilancia al sector extractor y procesador de este importante recurso en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: