Puerto Limpio Mecanizado Punta Padrones de Minera Candelaria: Excelencia operacional en el embarque de concentrado de cobre

El Puerto Limpio Mecanizado Punta Padrones de Minera Candelaria, ubicado en la Bahía de Caldera, permanentemente ha tenido una gestión exitosa avalada por un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) certificado y un Programa de Monitoreo cuyos resultados, reportados a las autoridades pertinentes, han sido satisfactorios y ajustados a los estándares nacionales e internacionales.
La operación del Puerto Punta Padrones fue evaluada ambientalmente y obtuvo su Resolución de Calificación Ambiental para funcionar en la década de los 90. Del mismo modo, históricamente se ha caracterizado por el cumplimiento en términos de Seguridad y Medio Ambiente aplicables a instalaciones de este tipo, lo que reafirma el compromiso de Minera Candelaria en estas materias.
Su diseño consideró instalaciones completamente encapsuladas que operan con los más altos estándares de control medioambiental y seguridad, cualidades que lo mantienen como uno de los puertos más eficientes para el embarque de concentrado de cobre.
Estas características han permitido que este terminal marítimo cuente con las certificaciones ISO 14.001, de Sistema de Gestión Ambiental; ISO 18.001, de Seguridad y Salud Ocupacional; y Código internacional ISPS, que establece un estándar para la seguridad y protección de instalaciones portuarias.
PUERTO MODERNO, SEGURO Y SUSTENTABLE
Punta Padrones cuenta con dos edificios principales que operan con diferencial de presión negativa, es decir, cuentan con colectores de polvo que evitan la salida de partículas de concentrado hacia el medio ambiente. Asimismo, todas las correas transportadoras están encapsuladas, lo que impide el contacto del material con el ambiente.
Para las labores de embarque, el puerto cuenta con un cargador móvil (shiploader), que se desplaza a lo largo del barco evitando tener que mover la nave, lo que hace más eficiente el carguío. Además, está provisto de un chute telescópico de cuatro cuerpos que se interna en la bodega del barco. Todo el sistema de cargador y chute telescópico cuenta con colectores de polvo, lo que disminuye significativamente la posibilidad de emisión de partículas al exterior.
Del mismo modo, el chute telescópico tiene instalado en su extremo un repartidor de carga que gira en 360º permitiendo distribuir uniformemente el material en las bodegas durante las labores de carguío. Toda esta tarea la realiza un operador desde la cubierta del barco, a través de una consola de control remoto.
Para vigilar la eficacia de las labores de transporte y embarque de concentrado, en el puerto Punta Padrones se desarrolla permanentemente un Programa de Monitoreo y Vigilancia Ambiental, con reportes periódicos a las autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: