Seremi del Medio Ambiente valoró avance de proyecto que sanciona a quienes fumen en playas, ríos y lagos.

Sólo 1 colilla puede contaminar de 10 hasta 50 litros de agua, ya que en el filtro de los cigarros se acumula gran parte de los componentes nocivos del tabaco, que se liberan en contacto con el agua.
La Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados aprobó la prohibición de fumar en playas, ríos y lagos. La instancia parlamentaria avanzó en la votación del proyecto que busca sancionar la contaminación originada en el desecho de colillas de cigarrillos así como regular los materiales que se utilizan en su fabricación para su comercialización en el país.
En esa línea, el Seremi del Medio Ambiente, Guillermo Ready valoró la iniciativa destacando que “las colillas son un residuo bastante contaminante. Sólo 1 colilla puede contaminar de 10 hasta 50 litros de agua, ya que en el filtro de los cigarros se acumula gran parte de los componentes nocivos del tabaco, que se liberan en contacto con el agua. Además, son una de las principales causas de incendios forestales en el mundo. Además, las colillas de cigarro son la principal basura mundial que llega a la naturaleza, lo que hemos evidenciado en las numerosas limpiezas de playa que hemos organizado o participado en la región”.
El Seremi Ready agregó que “también se prohíbe arrojar filtros o colillas de cigarrillos en la vía pública o en los patios o espacios al aire libre de aeropuertos, teatros y cines; centros de atención o de prestación de servicios; supermercados, centros comerciales y en establecimientos de salud públicos y privados”.
Además, la comisión aprobó incluir a la colilla de cigarrillo como un elemento prohibido de arrojar en las playas, acción que será sancionada con una multa de una a cuatro unidades tributarias mensuales (cerca de 208.000 mil pesos).
Por otra parte, el Seremi del Medio Ambiente recordó que el Presidente Piñera promulgó este viernes dos leyes que incluyen bonos y beneficios tributarios para más de 820 mil pesos para las micro, pequeñas y medianas empresas que han resultado afectadas por la pandemia del COVID-19.
El plan incluye el pago de un bono de $1 millón para micro y pequeñas empresas -sean personas naturales o jurídicas- que hayan iniciado actividades hasta el 31 de marzo 2020 y que sus ingresos anuales no hayan superado las 25 mil UF en 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: