SE CONMEMORAN 11 AÑOS DEL ACCIDENTE DE LA MINA SAN JOSE.

El jueves 5 de agosto de 2010, alrededor de las 14:00 horas, un bloque rocoso de unas 700.000 ton se desplazó al interior de la mina San José obstruyendo la única vía de acceso y parte de la chimenea de la faena perteneciente a la compañía minera San Esteban, en la Región de Atacama, dejando atrapados a 33 mineros.Esa tarde de inmediato nuestra alcaldesa Brunilda González, se trasladó al lugar del accidente minero, acompañada de algunos funcionarios municipales, junto a ella comenzaron a llegar familiares de los mineros que quedaron atrapados en esa mina ubicada al este de Caldera. Rápidamente los medios de comunicación comenzaron a hablar del hecho y el accidente pasó a ser tema nacional. En ese momento poco se sabía acerca de la gravedad del accidente y de las condiciones en que podían estar los mineros tras el derrumbe. De inmediato se constituyó en el lugar el “Campamento Esperanza” por los municipios de Caldera, Copiapó, Tierra Amarilla y Vallenar, un hecho importante para acoger a las familias de los 33 mineros.Se comenzó así a escribir una historia que trascendió a la industria minera y que se transformó en un hecho de conmoción pública de escala mundial. A once años después podemos afirmar que el número 33 quedó grabado en la memoria colectiva y que será difícil olvidar la emoción cuando se supo que estos hombres a casi 700 metros bajo tierra estaban vivos, y que gracias a muchas personas trabajando juntas con profesionalismo y compromiso por un objetivo común, se logró con éxito traerlos de vuelta a la superficie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: