PRODUCTORES DE UVA MESA SE UNEN Y REALIZAN PRIMERA EXPORTACIÓN DIRECTA A EE.UU

Gracias al apoyo del programa Red Asociativa de Corfo crearon una agroexportadora que les permite eliminar la figura del intermediario y así mejorar precios de venta y contar con un mayor nivel de información del proceso de exportación de la uva.

A solo seis meses del inicio de la implementación del Programa Red Asociativa “Generación y Desarrollo de un modelo de Negocios Colaborativo para la exportación de fruta fresca en la región de Atacama”, cuatro pequeños productores locales de uva de mesa enviaron, en conjunto, 20.546 cajas con destino a New Jersey, EE.UU. El apoyo recibido a través de este programa de Corfo, ejecutado por Gedes, les permitió crear una agroexportadora, denominada “Uvas de Atacama”, figura bajo la cual pudieron hacer esta primera exportación sin la participación de intermediarios.

En el transcurso de las próximas semanas, los integrantes de la agroexportadora viajarán hasta el país norteamericano para conocer en terreno la recepción de la fruta, conversar sobre el balance del proceso con el recibidor y concretar nuevos negocios. Los participantes de este programa Red Asociativa de Corfo son Remberto Cabrera Padilla, Carlos Bordoli Tiska, Sociedad Agrícola Endraos Nicolas Ltda., y Agrícola Pabellón Spa.

Según comentó Remberto Cabrera, Gerente General de esta nueva agroexportadora local, “la fruta tuvo una espectacular llegada a destino con una buena evaluación por parte The Fresh Way, la empresa recibidora, quienes venderán la uva exportada en pequeñas tiendas y supermercados asociadas”.

La creación de esta agroexportadora nace de la necesidad de los productores de independizarse de la actual modalidad de venta en “consignación libre” donde, la mercancía -en este caso la uva- tiene un carácter referencial al momento de enviarlo al agente o consignatario extranjero (quien recibe y vende el producto). De esta manera, podemos “tener el precio de venta real de lo que uno está vendiendo”, menciona Remberto Cabrera, junto con “tener el control del servicio, pues se puede monitorear el barco donde uno cargó la fruta, en qué parte está y todo el viaje”, agregó.

En la concreción de este primer gran hito, fue clave el apoyo recibido a través de este programa de Corfo. “Desde la formación de la empresa con una asesoría tributaria, asesoría técnica de un agrónomo que visita los campos, el tipo de embalaje en packaging, red publicitaria que necesita una empresa con página web, publicaciones en redes sociales. Es un proyecto maduro y completo donde no estamos solos, estamos siempre apoyados. Eso fue fabuloso”, explicó Cabrera.

Por su parte, el director (s) de Corfo Atacama, Pedro Maturana Monardez, indicó que “este programa de Red Asociativa es un ejemplo del trabajo colaborativo que buscamos impulsar desde Corfo. Este proyecto se posiciona, sin duda, como un caso de éxito, dado que alcanza un logro muy relevante como es la exportación de uva de mesa a través de una nueva unidad de negocio, en un corto periodo de tiempo, lo que responde al alto nivel de compromiso, disponibilidad y experiencia de las empresas participantes, como también del apoyo recibido por el agente operador, Gedes, y el apoyo técnico de Elemental. Experiencias como estas son dignas de replicar, ya sea en la industria de uva de mesa de exportación, como en otros sectores productivos, donde el trabajo colaborativo es clave para crecer y abrirse a nuevos mercados”.

Anteriormente, algunas de las empresas participantes habían intentado crear una exportadora, pero sin éxito. “Nosotros estábamos solos y esto no es tan fácil como se ve. Por eso hay que tener personas idóneas que conozcan la contraparte de vender la fruta”, señaló Carlos Bordoli.

En el corto y mediano plazo, las expectativas de la implementación del programa es contribuir a que la agroexportadora Uva de Atacama siga creciendo y aumente su poder de compra a otros productores más pequeños, así como también abrir nuevos mercados para la uva local, como Japón, Corea, Taiwán, Costa Rica, Colombia, Ecuador. “El camino es largo y estamos motivados”, concluye Bordoli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *